El Museo Monográfico del Azafrán está situado en la Casa de Cultura, plaza mayor nº 10 en Monreal del Campo.

Monreal del Campo es una población de unos 2.500 habitantes situada en la comarca del Jiloca.

En décadas pasadas uno de los ingresos que había en una casa era debido al cultivo del azafrán. Este cultivo daba trabajo a todos los miembros de una familia que se dedicaban al cultivo, recolección y preparación. Todo este trabajo se quiere reflejar en el Museo Monográfico del azafrán.

‘Crocus Sativus’ de Monreal: el mejor azafrán del mundo.

Azafrán: planta bulbosa de la familia de las iridáceas. Su flor se debate entre lila y dorada, con color anaranjado. Florece con los primeros fríos, a mediados de octubre.
El azafrán es una flor efímera que debe recogerse al amanecer rozando con los dedos las primeras escarchas. Los azafraneros y azafraneras, doblados formando ángulos de menos de 90 grados recogen una a una las flores por el tallo. Después se esbrina alrededor de una mesa, se separan los estigmas de la flor, dejando los pétalos a un lado y al otro el azafrán e verde. Las Hebras se estiran para que vayan perdiendo la humedad. A fuego lento sobre una fuente de calor constante se obtiene el producto resultante en el mercado.

Dedicado a exponer herramientas y utensilios que se utilizaban desde la preparación de la tierra para la plantación del azafrán,la recogida,”esbrine”, el pesado hasta llegar a la venta. En él se recogen más de 150 piezas que han sido donadas en su mayoría por los habitantes de este pueblo. La finalidad de este museo consiste en mantener viva una cultura y tradición ya que el cultivo del azafrán fue muy importante para la economía familiar.