Retirado del mundo de las prisas y del ruido, esta masía del siglo XV se ha restaurado para crear un singular y acogedor hotel en el hermoso valle del río Tastavins. Pertenece a la asociación Relais & Chateaux y está gestionado por sus propietarios.

Ofrece tres amplios salones con chimeneas, biblioteca, piano de cola, bodega medieval y cocina abierta a los clientes en dónde se ofrecen cursos de cocina. Siempre hay flores frescas en todas las habitaciones y vistas magníficas. El hotel está rodeado de jardines, patios con fuentes y terrazas. La ausencia de televisor y teléfono garantizan la paz absoluta.Cuenta con aparcamiento, sala de reuniones para 30 personas, y restaurante 6 suites y 11 habitaciones dobles.

Accesos: Desvío en el km.6 de la carretera de Valderrobres a Fuentespalda. Continuar por pista forestal privada sin asfaltar.